Mis Chiquininos

Blog de maternidad, crianza positiva y alimentación saludable
Hay situaciones de no igualdad que tenemos las mujeres que nos hacen sentir incómodas y que no sabemos identificar. El feminismo es necesario para ello.

El feminismo. Necesario en los tiempos actuales

Según la RAE, la definición de feminismo es

Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre

Así que de primeras, aunque la palabra podría estar un poco denostada, es para pensarse si ser feminista.

Tras la incorporación al trabajo después de la baja por maternidad de Michiquinino, he tenido problema en el trabajo a causa de mi condición femenina. Me crié en una familia donde los niños y los hombres eran inmensa mayoría. Iba de campamento donde el sector masculino ganaba por goleada al ser de los salesianos. Y estudié una carrera donde las mujeres éramos la excepción. Nunca en la vida me había sentido tan discriminada cómo ahora. Así que he decidido estudiar sobre feminismo.

Me he dado cuenta de que sin quererlo, las mujeres transmitimos a nuestros hij@s conceptos, valores e ideas que no fomentan la igualdad entre todas las personas. Están tan arraigados que es necesario una profunda reflexión y un entrenamiento para conseguir pararlos en nuestra generación o al menos atenuarlos. Aunque tengo muy claro que la igualdad real no la verán mis hijos. Yo que pensaba que vivía en una sociedad con las mismas oportunidades para hombres y mujeres últimamente he llevado un chasco importante.

Así que decidí formarme sobre el tema y he empezado con dos libros:

  • «Feminismo para principiantes» de Nuria Varela.
  • «Vayamos adelante» de Sheryl Sandberg.

Los recomiendo por la cantidad de ideas y puntos de vista que aportan. Situaciones de no igualdad que tenemos las mujeres todos los días y que nos han hecho sentir incómodas y que no habíamos sabido identificar. Creo que es importante saber localizarlas para conseguir erradicarlas.

Los hombres, en su inmensa mayoría, no son conscientes de el doble rasero a la hora de tratar a hombres y mujeres en la misma situación, ya sea laboral o doméstica. Por desgracia, también tenemos que trabajar para cambiar este aspecto. Hasta que esto cambie, somos nosotras las que tenemos que educar a nuestros hijos, niños y niñas, para tener cada día una sociedad más justa.

Por desgracia, la mayoría de nuestra juventud, sobre todo las chicas, no son conscientes de la importancia de hacerse valer y de ser tratadas con dignidad. Observo en los parques comentarios y forma de tratarlas que dista mucho del respeto.

Espero que entre todos podamos hacer que todos los seres humanos seamos algún día iguales de verdad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: